Deutsche Bank ha cesado a su consejero delegado

John Cryan. Foto: Reuters

  • El británico John Cryan fue el encargado de sanear la entidad en los tres últimos años -periodo en el que el banco ha sufrido pérdidas continuadas-
  • Será sustituido por Christian Sewing, hasta ahora vicepresidente de la entidad
  • Un nombramiento con el que el banco alemán pretende buscar un nuevo rumbo y abordar nuevas vías de crecimiento

Berlín (Revista E) – No se puede decir que el tercer relevo en seis años haya sido por sorpresa, -llevaban buscándole sustituto desde hace semanas de forma discreta-.

Pero sí que ha habido nocturnidad, anoche el consejo del Deutsche Bank, el mayor banco alemán, decidió -por teleconferencia- despedir a John Cryan como presidente ejecutivo -le quedaban todavía dos años de mandato-. Pero su enfrentamiento con el presidente -Paul Achleitner- le había colocado en una situación insostenible: pesaban tres años consecutivos de pérdidas y a pesar de ello se había empeñado en repartir primas y se resistía a llevar a cabo más recortes.

Pero quizá lo más importante: no tenía lo que buscaba Napoleón en sus generales, suerte. Tras su caída y por primera vez en 16 años, no habrá un banquero de inversión al frente de la entidad, ahora se valora la lealtad.

El nuevo presidente ejecutivo es Christian Sewing -de 47 años, entró como aprendiz del banco cuando era un adolescente-, es un experto en gestión de riesgos y era -hasta el domingo- el responsable de la banca minorista -negocio tradicional-. Tiene, además, buena relación con los supervisores.

Deja un comentario